Hogar Simeón

Se ocupa de la formación de distintos grupos de trabajo, con responsables en cada uno de ellos

"El Crotario"

El Hogar Simeón trabaja hace 8 años con la indigencia. Habiendo nacido como “el crotario”, este concepto o idea negativa que conlleva el mismo nombre, fue cambiando a lo largo de los años. Al comienzo, era un albergue en donde las personas (en su mayoría alcohólicas), vivían con aportes de alimentos y vestimenta. Este lugar padecía muchas irregularidades y problemas interpersonales originados, fundamentalmente, por la presencia de dicha adicción y la falta de supervisión permanente.

Una nueva oportunidad

A través de los años y con mucho esfuerzo y dedicación, se ha convertido hoy, en un hogar que alberga a personas sin recursos y con graves problemáticas físicas, familiares y/o sociales. Habiendo erradicado el alcohol, pero aceptando a aquellas personas que padeciendo dicha problemática, deciden cambiar de vida, el hogar brinda contención espiritual diaria, alimentación equilibrada de acuerdo a sus problemáticas, hábitos de higiene, supervisión diaria las 24 horas, y por sobre todas las cosas una nueva oportunidad de “recomenzar”, dentro de una vida en hermandad, dignificando así esta última etapa de sus vidas.

Actualidad

En la actualidad formamos un equipo de trabajo (3 personas), lo que permitió lograr cambios significativos en el funcionamiento del hogar, dando coherencia en las toma de decisiones, y logrando de esta forma, un ambiente de calma, igualdad, y buen ánimo general de los internos.

Nuestra casa

La casa-habitación pertenece a la Municipalidad de Rafaela. Fue ofrecida en comodato para esta obra, y contamos con el aporte mensual de dinero para gastos varios, principalmente para la alimentación. La casa fue siendo remodelada. Fue ampliada para poder recibir mayor cantidad de necesitados: se construyeron habitaciones y baños adaptados a las necesidades de los internos; se remodeló la cocina y se colocaron cerámicas para facilitar la higiene del lugar entre otras tantas reformas a lo largo del tiempo.

Hoy

Hoy, el Hogar Simeón alberga a 14 hombres mayores, necesitados en diferentes áreas. A raíz de ésto, vimos la imperiosa necesidad de formar el “Voluntariado Hogar Simeón”. Contamos hoy, con la asistencia espiritual de la Pastoral de la Salud, y tenemos como objetivo inmediato, dentro del Voluntariado, la formación de distintos grupos de trabajo, con responsables en cada uno de ellos

Ropero

Encargado del cambiado de sábanas y toallas; selección y ordenamiento en la ropa donada, etc

Cocina

Colaborando en la preparación de los alimentos

Higiene personal

A los imposibilitados a afeitarse, a bañarse, etc

Recreación

Fomentando el esparcimiento a través de juegos, música, lecturas, etc

Limpieza

A través del lavado de ropa de aquellos que no pueden hacerlo o no tiene familiar alguno; ayudando en el lavado de vajilla; etc

Acompañamiento

Trasladando algún enfermo al centro de salud para realizar curaciones y/o consultas