Hogar Simeón

Albergue de personas sin recursos y con problemas familiares, físicos o sociales. Brinda contención espiritual, hábitos de higiene y alimentación.

Orígenes

El Hogar Simeón nació hace 8 años con el objetivo de servir a quienes más lo necesitan. Conocido en sus orígenes como “el crotario”, la Asociación trabajó en el tiempo para erradicar este concepto que despierta prejuicios y una mirada negativa hacia la obra. Al comienzo, era un albergue en donde personas en su mayoría alcohólicas, vivían con aportes de alimentos y vestimenta. Este lugar padecía muchas irregularidades y problemas interpersonales originados, fundamentalmente, por la presencia de dicha adicción y la falta de supervisión permanente.

Una nueva oportunidad

A través de los años y con mucho esfuerzo y dedicación, se ha convertido hoy, en un hogar que alberga a personas sin recursos y con graves problemas físicos, familiares y/o sociales. Habiendo erradicado el alcohol, pero aceptando a aquellas personas que padeciendo dicha problemática, deciden cambiar de vida, el hogar brinda contención espiritual diaria, alimentación equilibrada de acuerdo a sus problemáticas, hábitos de higiene, y supervisión diaria.

Actualidad

En la actualidad, existe un equipo de trabajo que contribuye al trabajo coordinado en el hogar, la coherencia en la toma de decisiones y un clima de armonía e igualdad que hacen al bienestar de los residentes.

Nuestra casa

El espacio físico en el que funciona la obra, pertenece a la Municipalidad de Rafaela. Fue ofrecida en comodato para esta obra, y contamos con el aporte mensual de dinero para gastos varios, principalmente para la alimentación. La casa fue remodelada y ampliada para poder recibir a mayor cantidad de necesitados: se construyeron habitaciones y baños adaptados a las necesidades de los residentes; se refaccionó la cocina y se colocaron cerámicas para facilitar la higiene del lugar.

Voluntariado

Hoy, el Hogar Simeón alberga a más de diez hombres mayores, necesitados en diferentes áreas. A raíz de ésto, vimos la necesidad de formar el “Voluntariado Hogar Simeón”. Contamos hoy, con la asistencia espiritual de la Pastoral de la Salud, y tenemos como objetivo inmediato la formación de distintos grupos de trabajo, con responsables en cada uno de ellos

Áreas de trabajo

-Ropero: Cambio de sábanas y toallas; selección y ordenamiento en la ropa donada. -Cocina: Preparación de los alimentos según la necesidades alimenticias de cada residente. -Higiene personal: Atención a los residentes que por discapacidades físicas no pueden ocuparse de su -higiene personal. -Limpieza: Lavado de ropa, vajilla, habitaciones, etc. -Recreación: Esparcimiento a través de juegos, música, lecturas, etc. -Acompañamiento:Traslado de los enfermos al centro de salud para realizar curaciones y/o consultas.